Buscador


6 de mayo de 2020

La Route des Grandes Alpes

Veintiséis de julio de 2019. Descenso hacia Val d'Isère. Egan Bernal acaba de coronar el col de l'Iseran en solitario. Julian Alaphilippe pasa a dos minutos con el maillot amarillo. El Tour ha dado un vuelco. Luce un sol espléndido, pero en la retransmisión televisiva aparecen imágenes de granizo en la carretera unos kilómetros más adelante. Pasa un motorista de la organización y habla con Bernal y Yates, que ha dado alcance al colombiano en el descenso. Caras de desconcierto. Enseguida se acerca el coche del director de carrera y Christian Prudhomme lo confirma: la etapa ha finalizado en la cima del Iseran.

Prudhomme explica a Bernal y Yates que la etapa se ha neutralizado

El Iseran, que sólo se ha subido ocho veces en el Tour de Francia, es con sus 2764 metros el paso de montaña asfaltado más alto de Europa. Parece que la carretera haya estado siempre ahí, viendo pasar a los héroes de las dos ruedas, pero la inauguró en 1937 el entonces presidente de Francia Albert Lebrun. Ése fue el hito culminante de un proyecto fomentado por el Touring Club de France desde 1909: la Route des Alpes.



La historia de la Route des Alpes

El 26 de abril de 1909, Léon Auscher, a la sazón vicepresidente del Comité de Turismo de Montaña del Touring Club de France, puso en manos del consejo de administración de la entidad un informe sobre la necesidad de unir una serie de tramos de carreteras nacionales, departamentales y vecinales que, pegadas a la frontera francoitaliana, unieran el lago Lemán con la Costa Azul.

Revue Mensuelle du Touring Club de France (mayo de 1909), p. 195

El Touring Club de France, que había sido fundado en 1891 por un grupo de entusiastas del cicloturismo, ya se había convertido en el gran promotor del turismo en Francia, y la Route des Alpes iba a «representar, por sí misma, una atracción turística de primer orden».

El 5 de diciembre de 1909, en una conferencia en el Gran Anfiteatro de la Sorbona con ocasión de la Asamblea General del Touring Club de France, Léon Petit explicaba muy gráficamente qué era la proyectada carretera de los Alpes.

Entre Suiza y Francia, ven ustedes el lago Lemán, que parece cubrir nuestras provincias de Saboya a la manera de una boina azul calada hasta las orejas. De este lago parte una línea negra gruesa y ondulada, que desciende casi en vertical de norte a sur, separando Francia e Italia, para alcanzar otra mancha igualmente azul pero mucho más grande. Esa gran mancha azul es el Mediterráneo, mientras que la línea negra es la cadena de los Alpes.
Se trata de ir de una mancha azul a otra sin separarse de la línea negra o al menos siguiéndola lo más cerca posible.
Eso es la Route des Alpes.

Dr. Léon Petit: «La Revue de l'Année»,
Revue Mensuelle du Touring Club de France (enero de 1910), 2-9, p. 4

El proyecto implicaba la construcción de puentes, túneles o muros de contención. A ello había que sumar las tareas de planificación y los trabajos de pavimentación. También se requería un plan de expropiaciones. Todo ello se presupuestó en unos cuatro millones de francos de la época. El Estado francés iba a costear tres de esos cuatro millones. Entre los restantes implicados, al departamento de Altos Alpes le correspondía pagar 367.000 francos. El Touring Club de France subvencionó la mitad de esa cantidad para soslayar el principal obstáculo, que no era otro que la inexistencia de una vía que uniera Bonneval-des-Arc con Val d'Isère, es decir, los valles de Tarentaise y Maurienne. En 1909 había dos opciones para viajar entre esas dos localidades, una requería utilizar seis caminos transitables distintos en un recorrido total de 226 kilómetros por territorio francés. La otra implicaba un circuito de 355 kilómetros entrando y saliendo de Italia. Ambos valles pertenecieron al ducado de Saboya, es decir al reino de Cerdeña, hasta que fueron anexionados por Francia tras los acuerdos secretos entre Cavour y Napoleón III en 1860, un año antes de la unificación de Italia.

La duración prevista de las obras era de cinco o seis años, pero se interpuso la Primera Guerra Mundial. Hasta 1937 no se inauguró por fin el col de l'Iseran, que hoy une Bonneval-sur-Arc con Val d'Isere en 31 kilómetros. Y si en 1937 la inauguración corrió a cargo del presidente de la República, no menos solemne fue el bautizo del puerto en el Tour, al año siguiente. Fue el belga Félicien Vervaecke quien pasó en primer lugar. Para entonces, la conexión entre los Alpes y la Costa Azul ya contaba con una competencia muy clara, la Route Napoléon, que discurría más al oeste y más alejada de los picos más altos.

Cima del col de l'Iseran

En 1950, la Route des Alpes pasó a llamarse Route des Grandes Alpes y ya era más una ruta turística que una vía rápida. El recorrido se completó en 1970 con la construcción de la carretera al Cormet de Roselend, en el departamento de Saboya.



La Route des Grandes Alpes, otro reto para ciclistas

Si las autopistas han restado protagonismo a la Route des Grandes Alpes, su interés para los amantes del pedal no ha hecho sino aumentar. Cada uno de los puertos del recorrido es historia viva del ciclismo, y sobre todo del Tour de Francia.

En la actualidad, la Route des Grandes Alpes es una ruta permanente al estilo de otras brevets sin fecha fija como las diagonales ibéricas o el Club des Cinglés du Mont Ventoux. La ruta tiene un total de 720 kilómetros y unos 16.000 metros de desnivel positivo. Los puertos más altos acostumbran a estar cerrados hasta mediados de junio y permanecen abiertos hasta las primeras nevadas de octubre. Es importante comprobar el estado de todos los puertos en webs como Cols Cyclisme.

La «carte de controle»

La ruta, que parte de Thonon-les-Bains en la orilla sur del lago Lemán y termina en la célebre Promenade des anglais de Niza, está salpicada de fortificaciones francesas e italianas de los siglos xvi al xx, que bien merecen una visita.



Los 18 cols

La Route des Grandes Alpes está señalizada en ambos sentidos. El orden de los puertos corresponde al sentido clásico (del lago Lemán al mar Mediterráneo). Los gráficos de las altimetrías (clic para ampliar) están sacados de la fantástica web Alpes4ever.

1. Col des Gets (1163 m)

El primer puerto del recorrido. A 1163 metros de altitud en el despartamento de Alta Saboya.

Once ascensiones en el Tour entre 1975 y 2010. Se ascendió por primera vez en 1975 en una etapa entre Morzine y Avoriaz que ganó Vicente López Carril. Ese año, el belga Lucien Van Impe se llevó el maillot a lunares al mejor escalador, que se concedía por primera vez. En esa decimoséptima etapa, ya era líder Bernard Thévenet, pues se había enfundado el amarillo después del fenomenal ataque y no menos fenomenal desfallecimiento de Eddy Merckx en Pra-Loup. El final de una era.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 15,6 km
Punto de partida: Pont des Plagnettes
Distancia: 7,7 km
Desnivel: 276 m
Porcentaje medio: 3,5 %

2. Col de la Colombière (1613 m)

En el sentido en el que se afronta, desde Scionzier, es un puerto de algo más de 17 km a una media del 6,5 %, pero con un final muy duro.

Un clásico del Tour. Se ha subido en 22 ocasiones desde 1960 (Fernando Manzaneque). Los dos últimos en pasar en cabeza fueron Thomas de Gendt (2016) y Julian Alaphilippe (2018).

En 2000, la Colombière se afrontó en la decimoquinta etapa, entre Courchevel y Morzine, tras una jornada de descanso en la que Armstrong había declarado que se arrepentía de haber dejado ganar a Pantani en el Mont Ventoux. La guerra estaba servida. Al tejano no le había sentado bien el ataque de Pantani en Courchevel, donde el Pirata se llevó la etapa por delante del también malogrado Chava Jiménez. Por más que entonces hubiera resultado impensable, ésa fue la última victoria de Marco Pantani. El 18 de julio, Pantani pasó en primer lugar por la cima de la Colombière en una escapada suicida iniciada en Saisies, a más de 130 kilómetros de meta, pero sería alcanzado al final del descenso.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 15,6 km
Punto de partida: Scionzier
Distancia: 17,3 km
Desnivel: 1127 m
Porcentaje medio: 6,5 %

3. Col des Aravis (1486 m)

En 1911, un año después de la inclusión de los Pirineos en el Tour, llegó el turno de los Alpes. Émile Georget y Paul Duboc fueron los primeros en pasar por el col des Aravis ese año 1911 en una larguísima etapa entre Chamonix y Grenoble. La etapa se la llevaría Georget en 13 horas y 45 minutos a un media absolutamente demencial de casi 27 km/h con las bicicletas de la época.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 15,6 km
Punto de partida: Thônes
Distancia: 19 km
Desnivel: 859 m
Porcentaje medio: 4,5 %

4. Col des Saisies (1650 m)

Puerto espectacular con vistas a los macizos del Mont Blanc y de Aravis, conecta el valle de Beaufortain con el de Arly. En la cima se halla la estación de esquí nórdico que fue escenario de los Juegos Olímpicos de Invierno de Albertville en 1992. Se accede por la RD 218 y el ascenso es muy irregular, con zonas de falsos llanos.

Ascendido en 11 ocasiones desde 1979 (Henk Lubberding), el col des Saisies está en el menú de la decimoctava etapa del Tour de 2020 desde la vertiente opuesta (desde Beaufort), que, si el coronavirus lo permite, se disputará el 17 de septiembre entre Méribel y La Roche-sur-Foron.

En 1992, fue Claudio Chiapucci quien pasó en cabeza durante una fenomenal escapada de más de 200 kilómetros camino de Sestriere el día que Miguel Induráin se vistió de amarillo. Ese mismo día Greg Lemond entró en meta a casi 50 minutos.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 15,6 km
Punto de partida: Flumet
Desnivel: 762 m
Porcentaje medio: 5,5 %

5. Cormet de Roselend (1968 m)

El último puerto en sumarse a la Route des Grandes Alpes.

En 2019, después de la etapa neutralizada en el descenso del Iseran, el Tour debía ascender por duodécima vez el puerto de Cormet de Roselend, pero los deslizamientos provocados por la tormenta del día anterior impidieron el paso por su cima. El paso por la cota de Longefoy también se anuló y la etapa se redujo a sólo 59,5 km entre Albertville y Val Thorens. Se impuso Vincenzo Nibali.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 20,3 km
Punto de partida: Beaufort
Desnivel: 1254 m
Porcentaje medio: 6,5 %

6. Col de l'Iseran (2764 m)

El col de l'Iseran es sin duda la gran obra de ingeniería de la Route des Alpes. Se afronta desde el valle del Tarentaise, en sentido contrario al del último Tour de Francia. Son casi cincuenta kilómetros de subida ininterrumpida a un promedio de algo más del 4 %.

El puerto más alto de Europa sólo se ha subido en ocho ocasiones en el Tour de Francia, pero siempre han ocurrido cosas dignas de mención. Después de la citada primera aparición en el Tour de 1938, al año siguiente se celebró una cronoescalada. El belga Sylvère Maes se impuso en esa contrarreloj de 64 kilómetros entre Bonneval-sur-Arc y Bourg-Saint-Maurice, es decir, trece duros kilómetros de ascenso por la vertiente sur y un largo descenso. Ese Tour de 1939 tuvo nada menos que cinco contrarrelojes con un total de ¡383 kilómetros! El 30 de julio, Sylvère Maes se llevó el triunfo final en París. Un mes más tarde empezaría la Segunda Guerra Mundial.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 47,4 km
Punto de partida: Bourg-Saint-Maurice
Desnivel: 2029 m
Porcentaje medio: 4,5 %

7. Col du Télégraphe (1566 m)

El Télégraphe, que desde Saint-Michel-de-Maurienne asciende 12 km a una media del 7 %, ha tenido que conformarse con ser el aperitivo del Galibier. De hecho, ambos forman una misma subida con un pequeño descenso hasta Valloire. El fuerte de montaña que se encuentra muy cerca de la cima del Télégraphe se terminó de construir en 1890.

En el Tour de Francia, se ha subido en innumerables ocasiones. Suele considerarse un puerto de 1ª categoría cuando se accede por la vertiente norte. La vertiente meridional, desde Valloire, es mucho más corta y suave y no se considera un puerto puntuable en el Tour.

En 1996 el paso por el Télégraphe se neutralizó debido a las condiciones meteorológicas.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 12 km
Punto de partida: St-Michel-de-Maurienne
Desnivel: 851 m
Porcentaje medio: 7 %

8. Col du Galibier (2677 m)

Situado en la frontera entre los departamentos de la Saboya y los Altos Alpes, la carretera del Galibier se terminó de construir en 1891. El puerto asciende 1238 metros desde Valloire en dieciocho kilómetros, pero, viniendo desde Saint-Michel-de-Maurienne, como la Route des Grandes Alpes o como el Tour de Francia en tantas ocasiones, el conjunto Télégraphe-Galibier supera los treinta kilómetros de ascensión y los dos mil de desnivel positivo en los que sólo los cinco kilómetros entre la cima del Télégraphe y Valloire proporcionan un muy breve respiro. A un porcentaje medio superior al 7 % hay que añadir que los últimos ocho interminables kilómetros se sitúan por encima de los 2.000 metros.

En la mítica etapa de Chamonix-Grenoble de 1911, Émile Georget invirtió un tiempo de 2 horas y 38 minutos desde Saint-Michel de Maurienne a la cima del Galibier (vía Télégraphe) sin poner pie a tierra.

En las páginas amarillas del diario L'Auto, organizador del Tour, se glosaba la envergadura del coloso alpino: «¡Oh, Sappey! ¡Oh, Laffrey! ¡Oh, col Bayard! ¡Oh, Tourmalet! No faltaría a mi deber al proclamar que al lado del Galibier sois un pálido y vulgar “aguachirle”: ante este gigante no queda más que quitarse el sombrero y hacer una reverencia». El artículo lo firmaba Henri Desgrange, en cuya memoria se erigió un monumento en la cima del Galibier en 1949.

L'Auto (11-7-1911), p. 1

Antonin Magne, Vicente Trueba, Federico Ezquerra, Gino Bartali, Fausto Coppi, Charly Gaul, Federico Martín Bahamontes, Julio Jiménez, Eddy Merckx, Joop Zoetemelk, Luis Ocaña, Vicente López Carril, Lucien Van Impe, Luis Herrera, Tony Rominger, Marco Pantani, Andy Schleck, Primož Roglič o Nairo Quintana son sólo algunos de los grandes nombres que han pasado en cabeza por el Galibier durante el Tour de Francia. En 2011, con ocasión del centenario de la primera ascensión, el Tour escaló el Galibier en dos etapas consecutivas. En ambas ocasiones fue el luxemburgués Andy Schleck quien pasó en cabeza, en la primera de ellas para ganar la etapa en un inusual final en alto en Galibier Serre-Chevalier. Curiosamente el Galibier no fue como de costumbre el punto más alto del Tour, pues en esa etapa se pasó por el col Agnel (Agnello) a 2744 metros, en la frontera francoitaliana.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 18,2 km
Punto de partida: Valloire
Desnivel: 1239 m
Porcentaje medio: 7 %

9. Col du Lautaret (2058 m)

El descenso del Galibier conduce a la cima del Lautaret. La ruta gira a la derecha en dirección Briançon en otro largo descenso de 26 kilómetros.

10. Col d'Izoard (2360 m)

El Izoard, en el macizo de Queyras, es celebre por la zona rocosa llamada Casse Déserte, en la vertiente sur, en este caso en el descenso hacia Guillestre. Con sus más de mil metros de desnivel acumulado, el Izoard es uno de los puertos más duros de los Alpes, sobre todo en su parte final. Muy cerca de la cima se encuentra el refugio Napoleón, construido por Napoleón III en 1858 y que debía estar abierto todo el año para proporcionar ayuda a personas en apuros, sorprendidas por una tormenta o una avalancha.

En el Izoard se han escrito muchas páginas gloriosas del Tour, pero tal vez sea aun más recordado por la cabalgada en solitario de Fausto Coppi en el Giro de 1949 entre Cuneo y Pinerolo con una gran incursión en territorio francés y cinco colosos de los Alpes a lado y lado de la frontera: Passo della Maddalena (col de Larche), Vars, Izoard, Montgenevre y Sestriere. Quedan algunas imágenes de esa gesta, aunque no había televisión en directo. Eran tiempos de radio, y Mario Ferretti comenzó así su conexión para la RAI:

Un uomo solo è al comando, la sua maglia è bianco-celeste, il suo nome è Fausto Coppi.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 19,1 km
Punto de partida: Briançon
Desnivel: 1159 m
Porcentaje medio: 6,5 %

11. Col de Vars (2111 m)

El col de Vars marca el límite entre los departamentos de Altos Alpes y Alpes de Alta Provenza. Su ascenso por la cara septentrional tiene una pendiente media del 6 %, pero ello se debe a varias zonas de descanso. Es un puerto largo, pero no excesivamente exigente. Las praderas dominan el paisaje durante el ascenso mientras que la vertiente meridional es mucho más rocosa.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 18,8 km
Punto de partida: Guillestre
Desnivel: 1096 m
Porcentaje medio: 6 %

12. Col de la Cayolle (2326 m)

Este precioso puerto alpino se corona a 2326 de altitud y comunica los valles del Ubaye y del Vars. La subida se inicia en la localidad de Barcelonette y es sumamente tendida hasta los últimos cinco kilómetros, que se sitúan en torno al 7 %.

El Tour sólo ha franqueado en tres ocasiones el col de la Cayolle, y fueron tres grandes escaladores quienes lo pasaron en primer lugar (Jean Robic en 1950, Charly Gaul en 1955 y Vicente López Carril en 1973).

Altimetría © Alpes4ever

13. Col de Valberg (1669 m)

El Tour sólo ha visitado el col de Valberg en una ocasión y fue el malagueño Pedro Torres quien pasó en cabeza con el mítico maillot de La Casera.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 13,2 km
Punto de partida: Guillaumes
Desnivel: 882 m
Porcentaje medio: 6,5 %

14. Col de la Couillole (1678 m)

El col de la Couillole conecta las gargantas del Cians con el valle de Tinée. Van Impe también pasó en cabeza por el col de la Couillole en la citada célebre etapa de Pra-Loup, el 14 de julio de 1975. Y si ese día de la fiesta nacional francesa fue Thévenet quien se llevó la etapa y un liderato que ya no perdería, también Van Impe empezó a pensar que ganar la general del Tour era posible una vez derrocado el Caníbal. Al año siguiente, en su octava participación, Van Impe cambió el maillot de lunares por el amarillo en París.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 7,4 km
Punto de partida: Beuil
Desnivel: 296 m
Porcentaje medio: 5 %

15. Col Saint Martin (1500 m)

También llamado col de la Colmiane, conecta el valle del Tinée con el valle del río Vesubie. Es un puerto poco habitual en el Tour que volverá a subirse en 2020.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 16,5 km
Punto de partida: Valle del Tinée
Desnivel: 1023 m
Porcentaje medio: 6 %

16. Col de Turini (1607 m)

Donde el ciclismo comparte protagonismo con el rally de Montecarlo. La vertiente oeste tiene 15 kilómetros al 7,5 % de promedio. Un puerto de más de 1600 metros a sólo 43 kilómetros del Mediterráneo.

En el Tour 2020, con un Grand Départ desde Niza, el col de Turini forma parte de una segunda etapa en la que también se subirán La Colmiane y el col d'Èze. Será sólo la cuarta vez que se suba el col de Turini. En 1948 pasó en cabeza Louison Bobet. El francés ya era líder y se llevó esa etapa en Cannes, pero ese año los Alpes acabaron por coronar a Gino Bartali, que se llevaría el Tour. Bobet tuvo que esperar cinco años para llegar de amarillo en París. Esa victoria de 1953 fue la primera de tres consecutivas.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 15,2 km
Punto de partida: La Bollene Vesubie
Desnivel: 1104 m
Porcentaje medio: 7,5 %

17. Col de Castillon (706 m)

En Sospel hay que tomar el col de Castillon con un túnel ciclable en la cima por la D2566. La D2566a conduce a Menton por otro túnel de acceso prohibido a las bicicletas.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 6,9 km
Punto de partida: Sospel
Desnivel: 366 m
Porcentaje medio: 5,5 %

18. Col d'Èze (507 m)

Es un puerto con muchas vertientes. La que corresponde a la Route des Grandes Alpes es sumamente tendida, ideal para una despedida con vistas al precioso pueblo de Èze y un descenso con olor a mar.

El col d'Èze se ha subido en dos ocasiones como puerto categorizado en el Tour de Francia. En 1953 pasó en primera posición el francés Joseph Mirando y en 2009 el alemán Tony Martin. Si el col d'Èze es anecdótico en el Tour de Francia, no puede decirse lo mismo de la París-Niza, donde suele ser el puerto determinante, muchas veces en forma de cronoescalada. Eddy Merckx y Raymond Poulidor, los primeros ganadores de esas cronoescaladas (1969 y 1972, respectivamente), dejaron paso los holandeses Zoetemelk y Knetemann en los años setenta y ochenta o a los irlandeses Stephen Roche y Sean Kelly, que monopolizaron las victorias entre 1981 y 1989 (cuatro el primero y cinco el segundo, Monsieur Paris-Nice). Rominger, Ulissi, Wiggins y Porte se encuentran entre los últimos vencedores.

Altimetría © Alpes4ever

Distancia: 16,7 km
Punto de partida: La Bollene Vesubie
Desnivel: 1104 m
Porcentaje medio: 3,5 %

Busca en esta web

© Javier Guerrero, 2020