Buscador


Ventoux

Altissimum regionis huius montem,
quem non immerito Ventosum vocant,
hodierno die, sola videndi insignem loci
altitudinem cupiditate ductus, ascendi.

«Hoy, sólo por el deseo de visitar un lugar famoso por su altura, he subido al monte más alto de esta región, que no en vano llaman Ventoso», eso contaba Petrarca a su amigo Dionisio Roberti en una carta escrita en Malaucène el 26 de abril de 1336. El Ventoux era un «monte visible desde todos lados, que tenía casi siempre a mi vista».

El Mont Ventoux, aislado en medio de la Provenza, ha sido protagonista de un sinfín de historias y tragedias del ciclismo, hasta alguna tragicomedia como la de Froome en el Tour de 2016.

En Ventoux recojo algunas ideas aisladas sobre ciclismo, sus lugares míticos, experiencias propias o historias rescatadas de prensa de hace más de un siglo. La imagen de cabecera, sin ir más lejos, corresponde a la salida de una carrera ciclista celebrada en el parque de la Ciudadela de Barcelona en 1909, con motivo del V Congreso Internacional de Esperanto. La historia siempre se entreteje, y de vez en cuando, por variar, me apetece escribir algo sobre el deporte que más me gusta.

Esperando el paso de la París-Roubaix en el Carrefour de l'Arbre (abril de 2018)

Esperando el paso de la París-Roubaix en el Carrefour de l'Arbre (abril de 2018)

Busca en esta web

© Javier Guerrero, 2020